Hacia El

  • No conozco tu rostro, pero he visto cientos de ellos, en mis hermanos.
  • No conozco tus manos, pero he visto como tocas.
  • No conozco tus huellas, pero he seguido tus pasos.
  • No conozco tu voz, pero te he visto gritar en medio de mi pueblo.
  • No se quien eres increíble misterio, pero me asombran tus formas, tus luces y oscuridades.
  • Sálvame de no ver el dolor del otro y la otra.
  • Sálvame de no sentir el dolor del otro y la otra.
  • Sálvame de estar y no ser.
  • Sálveme de mi idea de ti.
  • Sálveme de hacerte una casa que no sea mi vida.
  • Sálvame de creerte verdad en mi iglesia.
  • Sálvame de creerte definible.
  • Sálvame de perder la memoria sobre el dolor de mi pueblo.
  • Sálvame de perder el gozo de verte en medio del llanto de los niños sin madre.
  • Sálvame de creer que tengo razón.
  • Quiero elegir un día para mi muerte, tú elegiste uno para la tuya.
  • No hay libertad más grande que saberse libre para vivir.
  • No hay libertad más grande que reconocerse igual al otro y la otra.
  • No hay libertad más grande que saberse débil ante el silencio del rostro del sufrimiento.
  • No hay libertad más grande que observarse en medio de la duda.
  • No hay libertad más grande que abrir los ojos y ver los montes de mi tierra ahora bañados en sangre que esperan que la lluvia de justicia los bañe de cristalino perdón.
  • Líbrame de no amar hasta el dolor.

5 comentarios:

MonjaGuerrillera dijo...

Cómo te extrañaba!
Esto que escribiste...
No te conozco pero sálvame.
ojala te llegue mi fuertísimo abrazo.

Isa dijo...

¡Qué lindo!, me gustó y vengo desde el blog de mi maestra bonita y favorita "la monja guerrillera".
Saludos.

Ezequiel dijo...

También vengo desde lo de la monja.
Voy a empezar a venir más seguido por acá.

Muy hondo este post.
Lo disfruté y me identifiqué.

Saludos!

Jóse dijo...

"Sálvame de creerte definible."

Debiera ser el lema de la teología.

Muy nutritivo pasar por acá.

Shalom.

Anónimo dijo...

Este es una modificacion del primero.

TU GRAN AMOR

... Algunos la ven con deprecio, se corre el rumor que su compañía puede ser sutilmente peligrosa.
He escuchado que otros la comparan despectivamente con la luna
que acompaña a las prostitutas y los pobres diablos en sus tragedias.
Por allí dicen que su irreverencia es ofensiva para aquellos que se hicieron dueños de la razón y la sensatez.
Otros la han cuestionado por su atrevimiento de pensar en voz alta lo que muchos se morirían por decir en público.
Ella va caminando con la frente en alto dejando ver claramente en su andar aquellas curvas que ponen melodía a su cuerpo,
con la ropa ceñida a la piel sin complejos y sin pena
deja en el camino su aroma a pasión y bondad.
...Va tomada de tu brazo, orgullosa de estar a tu lado, te regala su mirada llena de vida y una sonrisa que empuja tus pies y pensamientos a la proyección de un futuro emocionante y más cercano a tus deseos.
Es el ser que amas y llena tu existencia la que te da motivos cada día de construir mejores cosas.
Esa grandiosa mujer llamada Teología, tu Teología.
Con profundo Amor
Tu eterna amiga pecadora
G.H